April 7, 2011

Silencio, que tengo prisa...



Gente querida con la que nos pasamos un año organizando citas imposibles para compartir una comida; mensajes en el contestador que no reciben respuesta; amores que mueren antes de nacer por falta de tiempo; niños solos en casa hasta la hora de acostarse, sin más compañía que una extraña y la pantalla de televisión; casas donde parte del decorado es una pantalla de algo en cada dormitorio... oxígeno tecnológico que nos permite abarcar el mundo desde el aislamiento, el silencio, la perdida. Estamos en la civilización de la prisa y con ella nos cargamos el valor del tiempo.

Vivimos poniéndonos metas a corto plazo, centrándonos en correr para alcanzarlas y conseguir cosas. Nos estamos cargando la identidad como seres humanos porque nos forzamos a ser cosas que no somos y entramos en un juego que me parece peligroso: creer que las maquinas !hechas para la prisa! Nos están ayudando. Lo que hacen es desplazarnos y poner en juego algo fundamental: el ser humano no puede llevar ese ritmo si no se suicida de alguna manera. El suicidio moderno ofrece la ventaja de ser lento. Consiste en la atrofia imparable que provoca la falta de contacto. Hoy ya, en mas de una universidad de alto standing, los estudiantes toman apuntes en clase por ordenador, se comunican a través del campus a través de Facebook ó Twitter y piden ayuda a los profesores por el mismo sistema. Los bares, como los restaurantes que rodean a la Universidad, están vacíos La palabra, ese medio extraordinario que permite descubrir lo invisible, cuya sabiduría comunica a quien sabe escuchar, muere sustituida por el silencio que emite la aparotologia. Los lazos de comunicación se rompen por miedo y temor. Bajo el paraguas  mal entendido del romanticismo, se han ridiculizado mucho los sentimientos y la emociones. Y términos como amor, celos, intimidad o emoción han perdido su sentido. Porque ¿que entendemos por dialogo? ¿Las tertulias de radio hechas por cretinos que se complacen en reir un poco mas alto para llenar el tiempo debatiendo sobre nada? A mí me parece el fin de una civilización espantosa de sordomudos con nómina. Esto tiene que reventar por alguna parte.


El suicidio moderno ofrece la ventaja de ser lento. Consiste en la atrofia imparable que provoca la falta de contacto.

1 comment:

Hochfart said...

Vestidosnow les ofrece vestidos de fiesta baratos online. Tenemos vestidos para varias ocasiones tales como vestidos de cóctel, vestidos formales, vestidos de damas de honor. Además también contamos con vestidos de fieta para embarazadas. Serás la más hermosa en el vestido de nuestra tienda.